Inicio Mercedes Benz Mercedes-Benz GLC F-CELL: nuevo SUV propulsado por pila de combustible de hidrógeno...

Mercedes-Benz GLC F-CELL: nuevo SUV propulsado por pila de combustible de hidrógeno que será producido en serie

1005
0
COMPARTIR

El grupo germano Daimler han anunciado que pronto comenzarán a producir en serie, el Mercedes-Benz GLC F-Cell de pila de combustible de hidrógeno, un SUV que se fabricará en la planta que tiene la marca en Bremen (Alemania) y que utiliza como fuente de energía adicional una batería de iones de litio recargable y enchufable.

La tecnología de pila de combustible de hidrógeno produce electricidad a través de un proceso electro-químico denominado electrolisis inversa, mediante el cual se genera electricidad al combinar el oxígeno del aire con un flujo de hidrógeno. La energía eléctrica generada se almacena en las baterías y de aquí va a parar a uno o más motores eléctricos que son los que mueven el coche. Por las salidas de escape, saldría un inocuo vapor de agua. De esta manera, tenemos las ventajas de un coche eléctrico (cero emisiones o una entrega de par máxima instantánea) pero con una mayor autonomía y, sobre todo, una recarga mucho más rápida.

En el Mercedes-Benz GLC F-Cell las dos fuentes de energía alimentan al motor eléctrico con cero emisiones. Se anuncia una gran autonomía, un repostaje rápido, 200 CV de potencia y la última generación de sistemas de asistencia con características específicas para este sistema de propulsión.

En los 30 años de experiencias con vehículos de pila de combustible, los ingenieros de Mercedes han prestado especial atención a la seguridad, consiguiendo un nivel comparable al de los vehículos convencionales y no solo cumpliendo los requisitos legales, sino también los altos estándares internos del fabricante. Prestaron especial atención a  los tanques de gas de hidrógeno, las juntas y válvulas de gas, así como los elementos de alta tensión. Los depósitos de gas van instalados en el área protegida contra impactos entre los ejes del vehículo y, además, están resguardados por un bastidor auxiliar.

Para la producción en serie del Mercedes-Benz GLC F-Cell, Daimler contará con su socio Edag, que ofrecerá soporte a la fábrica en la integración del sistema de propulsión; y con su subsidiaria NuCellSys, que ha desarrollado la unidad completa de pila de combustible y el sistema de almacenamiento de hidrógeno.

Por otro lado, la planta de Daimler en Untertürkheim (Alemania) se encarga de la producción del sistema completo de pila de combustible. La pila de combustible está constituida por alrededor de 400 celdas de combustible y de su fabricación se encarga Mercedes-Benz Fuel Cell (MBFC), que opera la primera planta del mundo dedicada exclusivamente a la producción y montaje de celdas de combustible, situada en la Columbia Británica (Canadá).

El sistema de depósito de hidrógeno se produce en la fábrica que tiene Daimler en Mannheim (Alemania); mientras que la batería de iones de litio proviene de la subsidiaria del grupo Accumotive en Kamenz/Sajonia, Alemania.

De momento en Alemania, Daimler ya ha elaborado un plan de acción con 100 estaciones de hidrógeno previstas a finales de 2019, que crecerá hasta 2023 con una red de casi 400. Además, hay proyectos de infraestructura similares para otros países europeos, EE. UU. y Japón.

Fotos del Mercedes-Benz GLC F-Cell

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here