Inicio Mercedes Benz Mercedes-Benz EQC 2019: el primer vehículo eléctrico de Mercedes es un SUV

Mercedes-Benz EQC 2019: el primer vehículo eléctrico de Mercedes es un SUV

64
0
COMPARTIR

La firma de la estrella ha desvelado que el Mercedes-Benz EQC 2019, será el primer vehículo eléctrico de la nueva submarca EQ. Un SUV 100% eléctrico que llegará a los concesionarios en España a mediados del 2019.

Los que esperaban que el Mercedes-Benz EQC 2019 fuera una revolución de diseño, tal vez se sientan algo decepcionados. De hecho, este SUV eléctrico mantiene gran parte de la estética del GLC, aunque modernizada con una serie de elementos que le aportan un ‘toque’ eléctrico. Como, por ejemplo, la gran parrilla frontal que se extiende hasta los faros, cuya parte superior se integra con las luces diurnas con tecnología de tipo LED, o unas llantas con detalles en color azul. El techo arqueado hacia atrás se une con la zaga a través de un alerón, mientras que la parte trasera presenta unos faros con un diseño muy afilado y unidos entre sí. En la vista lateral también destaca el listón cromado que recorre las taloneras. Por lo demás, el perfil o la trasera recuerdan al mencionado GLC.

El habitáculo está muy digitalizado, con un salpicadero centrado en torno al conductor, que disfruta de un cuadro de instrumentación integrado en una gran pantalla digital que también muestra otras informaciones del vehículo. Cabe señalar que el dispositivo multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience) se ha completado con numerosos contenidos específicos para el EQ como, por ejemplo, la autonomía, el estado de carga y el flujo energético.

El nuevo SUV, que se fabricará en la planta alemana de Bremen, dispone de un motor eléctrico para cada uno de los ejes, lo que llaman unidades eATS (cadena cinemática eléctrica compacta), con lo que el EQC será un coche de tracción a las cuatro ruedas. En conjunto, desarrollan unos 300 kilovatios de potencia o lo que es lo mismo unos 408 CV y 765 Nm de par. A pesar de estar por encima de los 4,75 metros de longitud y del importante peso del conjunto, que asciende a 2.425 kg, las prestaciones son notables: pasa de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, mientras que la velocidad máxima está limitada a 180 km/h.

La encargada de alimentar ambos motores es una batería de iones de litio con una capacidad de 80 kWh y un peso de 650 kilos que va atornillada debajo del piso, en el lugar más protegido del coche y que no le resta capacidad al maletero que (ronda los 500 litros). Por el momento solo se han facilitado cifras de consumo con el antiguo ciclo de homologación NEDC, 22,2 kWh/100 km, lo que se traduciría en una autonomía de más de 450 km con una sola carga.

Su recarga se puede realizar con el cargador de 7,4 kW que monta de serie, aunque si se dispone de una toma Mercedes-Benz Wallbox el proceso es hasta tres veces más rápido que en un enchufe doméstico. Asimismo, el vehículo se puede conectar a una toma rápida (con potencias de hasta 110 kW) para incrementar la carga de la batería del 10 al 80% en apenas 40 minutos.

El Mercedes-Benz EQC 2019 dispone de cinco programas de conducción específicos (Comfort, Eco, Max Range, Sport y un programa adaptable individualmente), un acelerador háptico para facilitar la conducción sin tocar prácticamente el pedal de freno y levas en el volante para controlar el grado de frenado regenerativo.

Fotos del Mercedes-Benz EQC 2019

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here