Inicio McLaren McLaren Senna, un superdeportivo de calle con alma de leyenda

McLaren Senna, un superdeportivo de calle con alma de leyenda

75
0
COMPARTIR

La firma británica con sede en Woking anuncia el lanzamiento del último de sus Ultimate Series, el McLaren Senna, un superdeportivo radical biplaza de fabricación limitada y homologado para calle, que toma el nombre del legendario tricampeón del mundo de Fórmula 1.

Para el chasis se recurre a un monocasco de fibra de carbono Monocage III que evoluciona sobre la base del McLaren 720S pero su rigidez se ve notablemente incrementada hasta convertirse en el chasis más rígido que McLaren ha creado nunca para un coche de calle.

El aspecto exterior del McLaren Senna parece salir directamente de los circuitos debido al agresivo aspecto que presentan sus líneas recubiertas de fibra de carbono con multitud de aperturas a lo largo de la carrocería para mejorar tanto la aerodinámica como la refrigeración de frenos y motor. Todo esto hace que el peso total del conjunto sea de 1.198 kilos en seco, consiguiendo ser el McLaren homologado más ligero desde la aparición del mítico McLaren F1.

En líneas generales está bastante inspirado en el 720S, del que hereda varios elementos, pero añade nuevos paragolpes delantero y trasero, un enorme alerón trasero regulable, un difusor doble, unos grupos ópticos muy finos dispuestos horizontalmente y un sistema de escape con tres salidas centrales. Resultan especialmente llamativas sus puertas ‘transparentes’, con una especie de ‘ventanillas’ incorporadas en la zona inferior que pueden pedirse como opción.

El ambiente interior es indiscutiblemente propio de un coche de carreras, con unos asientos deportivos ultraligeros con la S de Senna grabada en los reposacabezas y un salpicadero minimalista, con partes de fibra de carbono vista. No hay botones en el volante y todo se concentra en la pantalla central táctil y el panel de instrumentación escamoteable.

En cuanto a la mecánica, el McLaren Senna es superior en potencia al venerado F1. Dispone de un motor situado en posición central de 4.0 litros V8 biturbo con 800 CV y 800 Nm de par máximo, asociado a una transmisión automática de doble embrague con siete relaciones y al sistema de tracción trasera. Es el McLaren de calle de combustión interna más potente de la marca, ofreciendo una relación entre potencia y peso de 668 CV por tonelada.

La suspensión y los frenos tenían que estar a la altura de las circunstancias y para ello desde McLaren han recurrido a un sistema de doble horquilla heredado del mismísimo P1 con amortiguadores hidráulicos activos regulables en compresión y rebote, con la tecnología RaceActive Chassis Control II (RCC II), que según la marca, es la aliada perfecta para ofrecer el máximo rendimiento en pista. El conductor puede ajustarla en el panel Active Dynamics, donde se encuentran los modos: Comfort, Sport, Track y Race.

El equipo de frenos cuenta con discos carbo-cerámicos y a su vez reciben una ayuda extra en las frenadas con la aerodinámica activa. Los neumáticos han sido diseñados especialmente y son unos Pirelli P Zero Trofeo R. Por último, cuenta con un sistema de dirección hidráulica que promete transmitir cada centímetro de la carretera al volante.

Del McLaren Senna solo fabricarán 500 unidades, a un precio de 750.000 libras cada una (850.000 euros al cambio), pero tranquilo, que aunque económicamente puedas hacerte con esta joya, es más que probable que llegues tarde. Siempre nos quedará el consuelo de verlo en su presentación oficial que tendrá lugar el próximo mes de marzo en el Salón de Ginebra 2018.

Fotos del superdeportivo McLaren Senna 2019

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here