Inicio Actualidad El Tribunal Supremo confirma que las multas de semáforo «foto-rojo» son ilegales

El Tribunal Supremo confirma que las multas de semáforo «foto-rojo» son ilegales

212
0
COMPARTIR

La Sala Tercera del Tribunal Supremo (TS) ha emitido una sentencia en la que confirma la ilegalidad de los sistemas de radar de semáforo «foto-rojo» y las multas que llevan aparejadas, debido a la inseguridad jurídica y falta de garantías de este sistema de captación de imágenes. La mayoría no están sometidos a controles metrológicos e incluso falta una regulación seria de la duración del color ámbar en el proceso de paso del verde al rojo.

El Tribunal Supremo ha confirmado la anulación de una sanción de tráfico por infracción grave, consistente en saltarse un semáforo en rojo en un paso de peatones, interpuesta en función de la imagen captada por un dispositivo «foto-rojo» en el municipio de Catarroja (Valencia).

Esta resolución judicial del Alto Tribunal reitera lo expuesto en noviembre de 2015 en contestación a otro recurso planteado por el Ayuntamiento de San Sebastián (Guipuzcoa) sobre las infracciones de semáforo captadas por el sistema «foto-rojo». Dicha resolución motivó que, desde entonces, el consistorio donostiarra dejase de utilizar este sistema de captación de imágenes de dudosa legalidad.

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) indica que ya hace casi una década que denunciaron por primera vez “la inseguridad jurídica y falta de garantías de este sistema de captación de imágenes «foto-rojo»“, una situación que, según apuntan, corroboran distintos juzgados y tribunales de España que han anulando sanciones impuestas por distintos consistorios en este sentido. En muchas ocasiones los consistorios tienen adjudicada la gestión de este tipo de multas a empresas privadas mediante un porcentaje de la recaudación.

Ante esta situación, según el presidente de esta asociación, Mario Arnaldo “superan ya el centenar el número de resoluciones judiciales que han anulado las sanciones de 200 euros y cuatro puntos impuestas por los ayuntamientos mediante un sistema que, ni garantiza la seguridad vial, ni la seguridad jurídica y la presunción de inocencia de los ciudadanos.”

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here